El autismo es un trastorno del desarrollo que se produce inicialmente en la primera infancia. Por lo general afecta el lenguaje, el comportamiento y las habilidades sociales del niño durante su desarrollo.

 

La causa exacta se desconoce, pero algunas razones pueden incluir los medicamentos tomados durante el embarazo, la exposición a las toxinas, las infecciones, las inmunizaciones, la inflamación, fugas el intestino , las deficiencias de nutrientes, las alergias alimentarias y los errores innatos del metabolismo.

Los mejores alimentos para el autismo

Alimentos sin aditivos, sin procesar – Los aditivos alimentarios pueden ser problemáticos para el TDAH, lo mejor es comer alimentos enteros sin procesar preparados en casa.
Caldo de hueso – caldo de hueso (hecho de cero) proporciona importantes aminoácidos y minerales que pueden ayudar a curar las  fugas en el intestino  y mejorar las deficiencias de minerales.
Aves de corral – El triptófano, un aminoácido, ayuda a producir serotonina un neurotransmisor calmante.
Alimentos altos en probióticos – Trate de añadir alimentos fermentados como kefir, amasai, chucrut o kimchi. Estos alimentos fermentados contienen probióticos esenciales para ayudar a reparar un intestino con fugas.
Pescado – Una dieta rica en omega-3 es fundamental para la salud del cerebro, trate de comer pescado capturado en la naturaleza por lo menos 2 veces por semana.
Alimentos del autismo que se deben evitar

Gluten – Algunos reportan empeoramiento de los síntomas después de comer gluten que puede indicar sensibilidad. Evite todos los alimentos hechos con trigo, como pan, pasta y cereales de trigo.
Leche de vaca – La proteína en leche de vaca, llamada caseína A1, puede desencadenar una reacción similar a la del gluten y, por lo tanto, debe evitarse. Para el calcio, aumente las verduras de hoja verde o pruebe kefir de leche de cabra.
Azúcar – El azúcar puede causar fluctuación en el azúcar en la sangre que conduce a problemas de comportamiento. Evite cualquier forma de azúcar concentrado, incluyendo dulces, postres, refrescos o jugos de frutas.
Colorantes y tintes para alimentos – Los niños con autismo pueden ser sensibles a una variedad de colorantes y colorantes alimentarios, por lo que deben evitarse todos los alimentos procesados.
Soya – La soya es una alergeno alimentario común y contiene ácido fítico que puede irritar los intestinos causando fugas intestinales .

Top 5 Autismo Remedios Naturales

# 1 aceite de pescado (1,000mg diarios)
El EPA / DHA en el aceite de pescado es fundamental para la función cerebral y es anti-inflamatorio. Se ha demostrado que la suplementación reduce los síntomas del autismo y mejora el aprendizaje.

# 2 Enzimas digestivas (1-2 cápsulas con cada comida)
Dado que los niños con autismo tienden a tener problemas digestivos y también pueden tener fugas en el intestino , enzimas digestivas pueden ayudar con la absorción de vitaminas y minerales.

# 3 Vitamina D3 (2000 – 5000 UI)
La deficiencia de vitamina D es común con el autismo y es necesaria para la función cerebral saludable.

# 4 probiótico (50 millones de unidades diarias)
El autismo puede estar conectado a problemas digestivos, por lo tanto tomar un probiótico de buena calidad diariamente ayudará a mantener la salud intestinal.

# 5 L-carnitina (250-500 mg al día)
Este aminoácido ha demostrado mejorar los síntomas del autismo.

Tratamientos naturales para el autismo

Otros tratamientos naturales que ayudan con el autismo incluyen la desintoxicación por medio de la quelación, la terapia de oxígeno hiperbárico, y la suplementación con zinc, liposomal glutationa y l-glutamina.

Aceites esenciales para el autismo

Aceite esencial de vetiver se ha demostrado que sirve para equilibrar las ondas cerebrales, aceite de lavanda puede calmar el cuerpo y el aceite de incienso apoya el desarrollo neurológico, todos estos aceites pueden apoyar los tratamientos naturales para el apoyo en niños con autismo.