El aceite esencial de albahaca, derivado de la planta Ocimum basilicum, se utiliza comúnmente para mejorar el sabor de muchas recetas. Sin embargo, sus usos se extienden mucho más allá del mundo de la cocina. Hoy en día, el aceite esencial de albahaca (a veces llamado “aceite de albahaca dulce”) se usa para tratar diversas heridas e infecciones, y como un agente calmante para combatir la inflamación, reducir la fatiga adrenal y tratar enfermedades nerviosas y musculares.

Como antiinflamatorio natural, antivirales, antibióticos y diuréticos, la albahaca se ha utilizado en las prácticas de medicina tradicional de la India de Asia desde hace años. En el siglo 16, las hojas se usan para tratar las migrañas y las infecciones de pecho. Y hace siglos, las mujeres italianas llevaban albahaca para atraer a posibles pretendientes.

Beneficios del Aceite Esencial de Albahaca

El Ocimum basilicum L. (albahaca dulce) pertenece a la familia botánica de las Lamiaceae, que incluye alrededor de 200 especies de diferentes variedades de plantas de albahaca cultivadas en todo el mundo! Con un olor naturalmente dulce, cálido, picante y herbal, el aceite de albahaca se puede utilizar de muchas maneras, tanto de forma interna como externa.

Los beneficios del aceite esencial de albahaca incluyen:

  • Combate las bacterias
  • Combte las infecciones
  • Reduce inflamaciones que causan enfermedades
  • Combate los virus
  • Alivia la congestión
  • Aumenta la producción de orina
  • Estimula el sistema nervioso
  • Estimula la corteza suprarrenal

Mientras que las plantas frescas de albahaca también son una gran manera de dar sabor a nuestras recetas, el aceite esencial de albahaca es mucho más concentrado y potente. Los compuestos que se encuentran en el aceite de albahaca son destilados al vapor de las hojas, tallos y flores de albahaca fresca para formar un extracto que contiene altos niveles de antioxidantes y otros fitoquímicos beneficiosos.

El resultado es una fórmula eficaz y totalmente natural que ayuda a tratar las afecciones cardiovasculares, musculares, emocionales y relacionadas con el sistema inmune. El carácter aromático de cada tipo de albahaca se determina por el genotipo exacto de la planta y por compuestos químicos importantes. El aceite esencial de albahaca se compone principalmente de monoterpenos y fenilpropanoides. De los 25 componentes activos diferentes que se encuentran en el aceite esencial de albahaca que conforman el 98,6 por ciento de la cantidad total de aceite, el más destacado es el eugenol de metilo (39,3 por ciento) y el chavicol de metilo (38,3 por ciento).

De acuerdo con un estudio de 2014 publicado por el Departamento de Fitoquímica en el Consejo Indio de Investigación Médica, el aceite de albahaca se ha utilizado eficazmente como una planta medicinal tradicional para el tratamiento de dolores de cabeza, tos, diarrea, estreñimiento, verrugas, fallos renales y más. Los beneficios de la albahaca también incluyen la capacidad para combatir las bacterias y los olores en los alimentos y en la piel, por lo que el aceite de albahaca se puede encontrar en alimentos, bebidas, productos dentales y orales, y fragancias.

El aceite de albahaca dulce y el aceite de albahaca morada (también llamada Tulsi) son diferentes en cuanto a su composición química, aunque tienen algunos usos comunes. Al igual que la albahaca dulce, la albahaca morada ayuda a combatir las bacterias, fatiga, inflamación e infecciones.

14 Usos del Aceite de Albahaca

1. Antibacterianos y antifúngicos

El aceite de albahaca ha mostrado actividad antimicrobiana contra una amplia gama de bacterias transmitidas por los alimentos, levaduras y mohos. Cuando los investigadores evaluaron los efectos de aceite de albahaca contra seis formas de bacterias y tres cepas de hongos, encontraron una inhibición positiva de todas las cepas. Puedes utilizar el aceite de albahaca en casa para eliminar las bacterias de la cocina y cuartos de baño, evitar la contaminación, y purificar el aire. Prueba su difusión o vaporiza aceite de albahaca combinándolo con agua en una botella de spray para limpiar superficies en el hogar.

2. Tratamiento de la gripe y el frío

Dado que ayuda a desintoxicar el cuerpo de bacterias y virus mientras lucha contra la inflamación, el dolor y la fatiga, es bueno utilizar aceite de albahaca al sentirse enfermo. Difusa el aceite en toda la casa, añade una o dos gotas a un baño de vapor, o haz un masaje de vapor usando aceite de eucalipto y aceite de albahaca que mediante masajes en el pecho pueden abrir los conductos nasales. Se convierte en un gran remedio natural para el resfriado.

3. Ambientador

La albahaca es capaz de eliminar bacterias y hongos que causan el olor de tu casa, automóvil, electrodomésticos y muebles. De hecho, la palabra albahaca se deriva de una expresión griega que significa “oler”. Tradicionalmente en la India, se utilizaba para muchas aplicaciones culinarias, incluyendo eliminar los olores y limpiar los elementos de cocina. Limpia con varias gotas tus utensilios de cocina; combínalo con bicarbonato de sodio para eliminar las manchas y bacterias de ollas o sartenes; o rocía el interior de tu inodoro, ducha y cestos de basura.

4. Reforzador del sabor

El aceite de albahaca puede infundir un montón de recetas con su característico aroma y sabor. Añade una o dos gotas a zumos, batidos, salsas o aderezos en lugar de utilizar la albahaca fresca. En el proceso, harás que tu cocina huela genial y reduces el riesgo de contaminación de los alimentos, también!

5. Relajante muscular

Útil para curar los músculos fatigados o doloridos, puedes frotar unas gotas de aceite esencial de albahaca junto con aceite de coco sobre los músculos o en las articulaciones dolorosas e hinchadas. Para ayudar aún más a relajar zonas tensas y sentir un alivio inmediato, prueba un baño caliente con sales de Epsom, aceite de lavanda y aceite de albahaca.

6. Remedio para infección del oído

El aceite de albahaca se ha utilizado en la medicina ayurvédica durante siglos como un remedio natural para la infección del oído. Frota una combinación de incienso, coco y aceite esencial de albahaca detrás de las orejas y en las plantas de los pies para acelerar el tiempo que se tarda en recuperar de las infecciones de oído y al mismo tiempo reducir el dolor y la hinchazón.

7. Pasta de dientes casera o enjuague bucal

Para eliminar las bacterias y el mal olor de la boca, añade unas gotas de aceite de albahaca puro en tu enjuague bucal o pasta de dientes casera. Esto también ayuda a proteger los dientes y las encías de los dolores de muelas, úlceras, llagas y ampollas virales.

8. Activador y potenciador del estado de ánimo

La inhalación de albahaca puede ayudar a restaurar el estado de alerta mental y combatir la fatiga, ya que es, naturalmente, un estimulante que actúa sobre el sistema nervioso y en la corteza suprarrenal. Es beneficioso para reducir síntomas como pesadez, confusión mental, dolor en los músculos y los estados de ánimo pobres que vienen junto con la fatiga suprarrenal o la fatiga crónica. Difusa aceite esencial de albahaca en todo tu hogar o inhálalo directamente de la botella para curar naturalmente la fatiga suprarrenal. Puedes aplicar varias gotas en las muñecas, pecho y espalda para un efecto renovador instantáneo.

9. Repelente de insectos

Al igual que otros aceites esenciales, incluyendo el aceite de citronela y aceite de tomillo, los aceites volátiles que se encuentran en la albahaca pueden repeler los mosquitos y evitar las picaduras de insectos. Para hacer un repelente de insectos o loción casera, diluye unas gotas de aceite esencial de albahaca con un aceite portador y masajea en la piel o sobre la inflamación de las picaduras según sea necesario.

10. Tratamiento de infecciones del tracto urinario

Debido a que el aceite de albahaca es un antibacteriano, antiviral y desinfectante, ayuda a desintoxicar tracto el urinario y digestivo y puede acelerar el proceso de curación de las infecciones dolorosas. Esto hace que sea un remedio casero eficaz para las infecciones de la vejiga y las infecciones urinarias.

11. Remedio para el acné

Debido a que los brotes de la piel son causados principalmente por bacterias, exceso de aceite y pequeñas áreas de infecciones, el aceite de albahaca puede actuar como un remedio casero para el acné. Usando una bola de algodón limpia, aplica una o dos gotas de aceite de albahaca junto con aceite de jojoba o coco a la zona afectada una o dos veces al día.

12. Potenciador del aparato digestivo

Como diurético, el aceite de albahaca ayuda a aumentar la producción de orina, lo que puede reducir la retención de agua, hinchazón incómoda y problemas digestivos. Es también un antiespasmódico eficaz y puede reducir los calambres asociados con enfermedades, la sensibilidad a los alimentos que causan problemas de estómago o el síndrome premenstrual. Otras personas encuentran que es útil para ayudar a aliviar el estreñimiento de forma natural, las náuseas y mareos. El aceite de albahaca puro puede ser tomado internamente añdiendo una o dos gotas al agua caliente o té, o se puede inhalar y masajear directamente sobre las zonas dolorosas como el abdomen y la espalda.

13. Combate el estrés

El aceite de albahaca es conocido por ser edificante y renovador, lo que hace que sea útil para reducir los síntomas de ansiedad, miedo o nerviosismo. Utilizado en aromaterapia durante siglos para ayudar a las personas a lidiar con pensamientos y sentimientos abrumadores, puedes quemar aceite de albahaca en casa para relajarte y descansar. Esto también puede actuar con rapidez para aliviar el dolor de cabeza de forma natural. Masajea una o dos gotas con un aceite portador en tus pies o sobre tus glándulas suprarrenales durante la noche.

14. Tratamiento para el cabello

Para quitar el exceso de grasa o residuos en el cabello al tiempo que le das brillo natural, añade una o dos gotas de aceite de albahaca a tu champú. También puedes tratar de mezclarlo con bicarbonato de sodio y vinagre de sidra de manzana para eliminar las bacterias, grasa y residuos del cabello de forma natural.

Aceite de Albahaca: Investigación y Estudios

La albahaca es considerada una planta sagrada en la India, ya que el aceite esencial de albahaca es una fuente increíble de antioxidantes, agentes antibacterianos y compuestos antiinflamatorios. Entre los fitoquímicos protectores que se encuentran en los aceites volátiles de albahaca están los componentes llamados terpinoleno (7,7 por ciento), eugenol (4,5 por ciento) y cubenol (1,9 por ciento). Sobre la base del análisis de múltiples diferentes aceites de albahaca aislados, los investigadores han clasificado cuatro principales quimiotipos de aceite esencial de albahaca que son responsables de la mayor parte de sus actividades beneficiosas para la salud: metil chavicol ricos, linalol ricos, metil eugenol-rico, cinamato de metilo-rico y también otros numerosos subtipos.

La investigación muestra que el aceite de albahaca es capaz de inhibir fuertemente bacterias resistentes a los medicamentos y diversas formas de hongos capaces de causar infecciones. Un estudio publicado en el International Journal of Antimicrobial Agents encontró que el aceite de albahaca, junto con otros aceites vegetales que incluyen el anís y el hinojo, muestran potentes propiedades inhibidoras contra cepas de bacterias, incluyendo Listeria monocytogenes y Salmonella enteritidis. El aceite de albahaca contiene ácido benzoico y metil-paraben que son naturalmente capaces de combatir microorganismos dañinos y detener su crecimiento y propagación. Se encontró que la Salmonella enteriditis es particularmente sensible a la inhibición por una combinación de aceites de anís, hinojo y albahaca.

Como un agente de condimento común en alimentos y bebidas durante muchos siglos, las investigaciones muestran que la albahaca en realidad ofrece protección contra las enfermedades transmitidas por los alimentos, además de simplemente mejorar el sabor de las recetas. Un informe de 2001 publicado en The Journal of Food Protection afirmó que el aceite de albahaca es eficaz para controlar el crecimiento y la supervivencia de múltiples microorganismos peligrosos que se encuentran en los alimentos contaminados.

Entre los diferentes aceites esenciales de plantas estudiadas, incluyendo aceite de hinojo, orégano, perejil y el cardamomo, la inhibición del crecimiento de las bacterias con aceite de albahaca fue uno de los más dramáticos. La albahaca ayudó a destruir un alto porcentaje de cepas de Listeria monocytogenes, incluyendo Staphylococcus aureus, E. coli, Lactobacillus y otros que tienen el potencial de causar infecciones graves, incluso mortales, en los seres humanos.

El aceite esencial de albahaca también ha mostrado tener efectos antioxidantes que combaten las infecciones crónicas, incluyendo la bronquitis y enfermedades respiratorias. Cuando se mezcla con otros aceites vegetales, incluyendo aceite de abeto, aceite de eucalipto y aceite de romero, la albahaca ayuda a detener las infecciones de los pulmones y las vías respiratorias que pueden conducir a la tos, hinchazón y dolor. Debido a su fuerte capacidad antioxidante y anti-inflamatoria, el aceite de albahaca puede ser también beneficia para la salud del corazón, la función cognitiva e incluso reducir la formación de células cancerosas.

Recetas caseras con aceite de albahaca

He aquí cómo puedes comenzar a usar el aceite esencial de albahaca en casa:

Aromáticamente, el aceite esencial de albahaca se puede difundir a través de la casa usando un difusor de aceite o vaporizador. También se puede inhalar directamente del frasco o frotar varias gotas en la palma de la mano y luego colocar las manos sobre la cara para inhalar.

Por vía tópica, el aceite de albahaca se debe diluir con un aceite portador como el aceite de coco en una proporción de 1:1 antes de aplicar a directamente sobre la piel. Puesto que es un aceite potente, comenzar muy lentamente y utilizar varias gotas a la vez. El aceite de albahaca a veces puede causar reacciones en la piel a las personas con piel sensible, por lo que es preferible evitar el uso en la cara, cuello o pecho antes de asegurarse de reaccionas positivamente.

Internamente, la FDA reconoce el aceite de albahaca puro como seguro para el consumo, pero esto es sólo cuando se utiliza el de grado 100% terapéutico, en marcas de aceite de alta calidad. Compra tus aceites a un vendedor de confianza y analiza la etiqueta de ingredientes cuidadosamente. Sólo debes buscar un aceite que se hace con Ocimum basilicum. Puedes añadir una gota al agua o tomar como un suplemento dietético mediante su mezcla con miel pura o en un batido.

El aceite de albahaca combina bien con muchos otros aceites esenciales, incluyendo el aceite de bergamota, aceite de pimienta negra, aceite de cedro, aceite de hinojo, aceite de jengibre, aceite de geranio, aceite de toronja, aceite de lavanda, aceite de limón, aceite de mejorana y aceite de neroli.

Interacciones y efectos secundarios del aceite de albahaca

El aceite esencial de albahaca, debe evitarse durante el embarazo ya que puede tener un impacto en los niveles hormonales y el funcionamiento de los nervios o músculos. Tampoco es adecuado para personas con epilepsia.

Al igual que con todos los aceites esenciales, especialmente aquellos que son nuevos para ti, siempre haz una prueba de sensibilidad de la piel antes de usarlos en áreas sensibles o generalizadas. Haz una prueba de parche de piel por primera vez en los pies o el antebrazo para asegurarte de que no experimentas irritación, como enrojecimiento, ardor, urticaria o reacciones alérgicas. También hay que mantener el aceite de albahaca lejos de los ojos y el interior de las orejas o la nariz.