El aceite de tomillo proviene de la hierba perenne conocida como Thymus vulgaris. Esta hierba es un miembro de la familia de la menta, y se usa para cocinar, en enjuagues bucales y en aromaterapia. Es nativa del sur de Europa desde el Mediterráneo occidental hasta el sur de Italia. Debido a los aceites esenciales presentes en esta hierba, sabemos que tiene una serie de beneficios para la salud; de hecho, estos beneficios han sido reconocidos a través del Mediterráneo desde hace miles de años. El aceite de tomillo es antiséptico, antibacteriano, antiespasmódico, hipertensivo y tiene propiedades calmantes.

El aceite de tomillo es uno de los antioxidantes más potentes conocidos, y se ha utilizado como hierba medicinal desde la antigüedad. El tomillo ayuda a los sistemas respiratorio, digestivo, nervioso, inmunológico y otros sistemas del cuerpo. Es uno de los mejores aceites esenciales para las hormonas porque equilibra los niveles hormonales, ayudando a las mujeres con síntomas menstruales y la menopausia. También protege al organismo de enfermedades y dolencias peligrosas, tales como el derrame cerebral, la artritis, infecciones fúngicas y bacterianas, y enfermedades de la piel.

Composición Vegetal y Química del Tomillo

La planta de tomillo es un subarbusto de hoja perenne leñosa y tupida con pequeñas hojas muy aromáticas y de color verde grisáceo, y racimos de flores de color púrpura o rosa que florecen a principios del verano. Crece típicamente hasta 30 cm de alto y 40 cm de ancho. El tomillo es más cultivado en un lugares cálidos y soleados, con un suelo bien drenado.

El tomillo tolera bien la sequía, e incluso puede soportar heladas, pues se encontró que crece salvaje en las tierras de alta montaña. Se siembra en primavera y luego continúa creciendo como una planta perenne. Las semillas, raíces o esquejes de la planta pueden ser utilizados para su cultivo.

Debido a que la planta de tomillo se cultiva en muchos ambientes, climas y suelos, hay más de 300 variedades con diferentes quimiotipos. Aunque todas ellas tienen el mismo aspecto, la composición química es diferente, junto con los correspondientes beneficios para la salud. Los principales componentes del aceite esencial de tomillo típicamente incluyen alfa-tuyona, alfa-pineno, canfeno, beta-pineno, paracimenos, alfa-terpineno, linalol, borneol, beta-cariofileno, timol y carvacrol. El aceite esencial tiene un aroma picante y cálido que es potente y penetrante.

El aceite esencial de tomillo contiene timol a entre 20% y 54%, lo que le da sus propiedades antisépticas. Por esta razón, el aceite de tomillo se utiliza comúnmente en enjuagues bucales y pastas de dientes. Es efectivo para combatir los gérmenes y las infecciones en la boca y protege los dientes contra las caries y la placa. El timol también mata los hongos y se añade a los desinfectantes de manos y cremas antifúngicas comerciales.

9 Beneficios del Aceite de Tomillo

1. Se usa para tratar problemas respiratorios

El aceite esencial de tomillo alivia la congestión y cura la infección en el pecho y la garganta, que causan el resfriado común o la tos. El resfriado común es causado por más de 200 virus diferentes que pueden atacar el tracto respiratorio superior, y que se pasan de persona a persona a través del aire que respiramos. Las causas más comunes por las que contraemos un resfriado incluyen un sistema inmunológico debilitado, falta de sueño, estrés emocional, exposición al moho y un tracto digestivo poco saludable.

La capacidad del aceite de tomillo para matar a las infecciones, reducir la ansiedad, liberar el cuerpo de toxinas y tratar el insomnio sin drogas hace que sea el remedio natural perfecto para el resfriado común. La mejor parte es que es totalmente natural y no contiene los productos químicos que se pueden encontrar en los medicamentos.

2. Mata las bacterias y las infecciones

Debido a ciertos componentes presentes en el tomillo como el cariofileno y el canfeno, el aceite esencial de tomillo es antiséptico y mata las infecciones de la piel y de dentro del cuerpo. El aceite de tomillo también es antibacteriano e inhibe el crecimiento bacteriano; esto significa que es capaz de tratar las infecciones intestinales, infecciones de bacterias en los genitales y la uretra, las bacterias que se acumulan en el sistema respiratorio, y cura heridas o cortes que están expuestos a bacterias dañinas.

Un estudio de 2011 realizado en la Universidad de Medicina de Lodz en Polonia puso a prueba la respuesta del aceite de tomillo ante 120 cepas de bacterias aisladas de pacientes con infecciones de la cavidad oral, respiratoria y genitourinaria. Los resultados de los experimentos mostraron que el aceite de la planta de tomillo exhibió actividad extremadamente fuerte contra todas las cepas clínicas. El aceite de tomillo incluso demostró una buena eficacia frente a cepas resistentes a los antibióticos.

Este aceite esencial es también un vermífugo, lo que significa que mata los parásitos intestinales que pueden ser muy peligrosos.

3. Promueve la salud de la piel

El aceite de tomillo no solo protege la piel de las bacterias dañinas y las infecciones por hongos; sino que también funciona como un remedio casero para el acné; para curar llagas, heridas, cortes y cicatrices; aliviar las quemaduras; y combatir naturalmente las erupciones.

El eczema, por ejemplo, es un trastorno común de la piel que causa enrojecimiento y resequedad de la piel, y comezón que puede convertirse en ampollas o grietas. A veces esto se debe a una mala digestión, estrés, medicamentos y deficiencias inmunológicas. El aceite de tomillo ayuda al sistema digestivo estimulando la eliminación de toxinas del cuerpo a través de la orina, y además relaja la mente y funciona como un antioxidante, que es el perfecto tratamiento natural para el eczema.

Un estudio publicado en el British Journal of Nutrition midió los cambios en la actividad de las enzimas antioxidantes al ser tratadas con aceite de tomillo. Los resultados ponen de manifiesto el beneficio potencial del aceite de tomillo como un antioxidante en la dieta, pues el tratamiento con aceite de tomillo mejoró tanto la función cerebral como la composición de ácidos grasos en ratas de edad avanzada. El cuerpo utiliza antioxidantes para prevenir los daños causados por el oxígeno, lo que puede conducir al cáncer, demencia y enfermedades cardíacas. Una ventaja de consumir alimentos con alto contenido de antioxidantes es que hace más lento el proceso de envejecimiento y da lugar a una piel sana y brillante.

4. Promueve la salud de los dientes

El aceite de tomillo es conocido en el tratamiento de problemas bucales como la caries dental, la gingivitis, la placa y el mal aliento. Con sus propiedades antisépticas y antibacterianas, el aceite esencial de tomillo es una forma natural de eliminar los gérmenes de la boca para evitar las infecciones orales, por lo que funciona como un remedio natural para enfermedades de las encías y para curar el mal aliento. El timol, un componente activo en el aceite de tomillo, se utiliza como un barniz dental que protege los dientes de la caries.

5. Sirve como repelente de insectos

El aceite de tomillo mantiene alejados los insectos y parásitos que se alimentan de nuestro cuerpo. Plagas como los mosquitos, pulgas, piojos y chinches pueden causar estragos en la piel, cabello, ropa y muebles, por lo que puedes mantenerlos lejos con este aceite esencial natural. Unas pocas gotas de aceite de tomillo también repelen polillas y escarabajos, manteniendo el armario y la cocina limpios. Si ya te han picado, debes saber que también sirve para tratar tópicamente las picaduras de insectos.

6. Mejora la circulación

El aceite de tomillo es un estimulante, por lo que activa la circulación. La obstrucción de la circulación conduce a problemas de salud como la artritis y el accidente cerebrovascular. Este poderoso aceite también es capaz de relajar las arterias y venas, reduciendo el estrés del corazón y la presión arterial. Eso convierte al aceite de tomillo en un remedio natural para la presión arterial alta.

Un accidente cerebrovascular, por ejemplo, se produce cuando un vaso sanguíneo se rompe en el cerebro o un vaso sanguíneo del cerebro se obstruye, impidiendo al oxígeno llegar al cerebro. La falta de oxígeno provoca que las células del cerebro mueran en cuestión de minutos, lo que conduce al problemas en el movimiento y el equilibrio, déficits cognitivos, problemas en el lenguaje, pérdida de memoria, parálisis, convulsiones, dificultad para tragar y debilidad. Es crucial mantener la sangre circulando por todo el cuerpo y el cerebro, pues si ocurre algo devastador como un accidente cerebrovascular, es necesario buscar tratamiento dentro de una a tres horas para que sea eficaz.

Prevenir es lo más importante, e invertir en nuestra salud usando remedios naturales y seguros como el aceite de tomillo puede mejorar la circulación sanguínea. El aceite de tomillo es también un tónico, por lo que tonifica el sistema circulatorio, refuerza los músculos cardíacos y mantiene la sangre fluyendo correctamente.

7. Alivia el estrés y la ansiedad

El aceite de tomillo se puede utilizar como una forma efectiva para aliviar el estrés y tratar la ansiedad. Relaja el cuerpo permitiendo a los pulmones, las venas y la mente abrirse y mantener el cuerpo funcionando correctamente. Es importante estar relajado y ecuánime porque la ansiedad constante puede conducir a la hipertensión arterial, insomnio, problemas digestivos y ataques de pánico. Esto también puede ser causado por un desequilibrio hormonal, que puede ser regulado usando aceite esencial de tomillo.

Utiliza unas gotas de aceite de tomillo para reducir los niveles de ansiedad y permitir que tu cuerpo prospere. Añade el aceite al agua de baño, en un difusor, loción para el cuerpo o simplemente inhálalo.

8. Equilibra las hormonas

El aceite esencial de tomillo tiene efectos de equilibrio en la progesterona, y beneficia al cuerpo mediante la mejora de la producción de progesterona. Tanto hombres como muchas mujeres sufren déficits de progesterona, y los bajos niveles de progesterona se han asociado con la infertilidad, el síndrome de ovario poliquístico y la depresión, así como otros desequilibrios hormonales dentro del cuerpo.

La investigación de la revista Proceedings of the Society of Experimental Biology and Medicine observó que de 150 hierbas probadas para la producción de progesterona que inhiben el crecimiento de células de cáncer de mama humano, el aceite de tomillo es uno de los seis primeros, con los más altos niveles de estradiol y progesterona. Por esta razón, el uso de aceite de tomillo es una gran manera de equilibrar naturalmente las hormonas en el cuerpo; además, es mucho mejor que recurrir a tratamientos sintéticos, tales como la terapia de reemplazo hormonal, que pueden hacernos depender de medicamentos recetados, ocultando los síntomas mientras se desarrollan enfermedades en otras partes del cuerpo.

Mediante la estimulación de las hormonas, el aceite de tomillo también retrasa y sirve como un remedio natural para el alivio de la menopausia porque equilibra los niveles de hormonas y alivia sus síntomas, incluyendo cambios de humor, sofocos e insomnio.

9. Se usa para tratar los fibromas

Los fibromas son tumores del tejido conectivo que se producen en el útero. Muchas mujeres no experimentan los síntomas de los fibromas, pero pueden causar menstruación abundante. Las causas de los fibromas incluyen altos niveles de estrógeno y bajos niveles de progesterona debido a la obesidad, el hipotiroidismo, la perimenopausia o dietas bajas en fibra.

Debido a que el aceite de tomillo aumenta los niveles de progesterona en el cuerpo, sirve como un tratamiento natural para los fibromas. Frota dos gotas de aceite de tomillo en el abdomen dos veces al día para tratar los fibromas y aliviar los síntomas del síndrome premenstrual y la menstruación.

Además de estos nueve beneficios probados, el aceite de tomillo:

  • Evita la formación de gas en el estómago y los intestinos
  • Sirve como un diurético que ayuda con la eliminación de toxinas, sales y el exceso de agua
  • Mejora la memoria y aumenta la concentración
  • Reduce la celulitis
  • Evita la pérdida del cabello
  • Mejora la visión

La historia del tomillo

El texto médico más antiguo de Egipto, llamado Papiro de Ebers, se remonta a 1550 aC, y registra los beneficios curativos del tomillo. Los antiguos egipcios utilizaban tomillo para embalsamar, y los antiguos griegos lo utilizaban en sus baños y templos; creían que provocaba sentimientos de fortaleza.

En la Edad Media en Europa, el tomillo se colocaba debajo de las almohadas para ayudar a dormir y protegerse de las pesadillas; la hierba también se colocaba en ataúdes durante los funerales porque se creía que proporcionaba un paso seguro a la otra vida.

Cómo utilizar el aceite de tomillo

El aceite esencial de tomillo se produce a través de la destilación al vapor de las hojas frescas y flores de la planta de tomillo. Para hacer tu propio aceite de tomillo, recoge un puñado de tomillo fresco, lava y seca la hierba. A continuación, aplástala utilizando un mortero de mano.

Una vez que las hojas se han triturado y los aceites naturales se liberan, añade las hojas machacadas y 1 taza de un aceite portador (como aceite de coco o aceite de oliva) a una cacerola a fuego medio. Calienta la mezcla durante 5 minutos, hasta que veas que burbujea. Una vez que la mezcla se enfría, se puede almacenar en un recipiente de vidrio y mantenerse en un lugar fresco.

Aquí hay algunas maneras fáciles de usar aceite de tomillo en tu vida cotidiana:

  • Para aliviar la fatiga, agrega 2 gotas de aceite de tomillo al agua del baño.
  • Para aliviar los dolores menstruales, frota 2 gotas de aceite de tomillo con un aceite portador en partes iguales en tu abdomen.
  • Para utilizar como enjuague bucal, agrega 2 gotas de aceite de tomillo al agua y haz gárgaras.
  • Para abrir los conductos nasales bloqueados, inhala 2 gotas de aceite de tomillo, o añádelo al agua caliente para inhalarel vapor.
  • Para matar hongos de los pies, añade 5 gotas de aceite de tomillo a un baño de pies caliente.
  • Para matar a las infecciones y erupciones cutáneas, frota 2 gotas de aceite de tomillo sobre el área necesaria.
  • Para mejorar la circulación, inhala o difusa en el ambiente 2-3 gotas de aceite de tomillo a diario.