Considerado sagrado por los antiguos griegos, romanos, egipcios y hebreos, el romero (Rosmarinus officinalis) es mucho más que una hierba aromática que da buen sabor a las patatas y el cordero asado. Es también una de las hierbas y aceites esenciales más potentes en el planeta.

El romero tiene un aroma a madera y forma parte de la familia de la menta. En investigaciones recientes, se ha demostrado que puede aumentar el factor de crecimiento nervioso y mejorar la curación de tejido neurológico y la función cerebral.

Originaria del Mediterráneo, la planta de romero se ha utilizado en la medicina popular desde hace miles de años para:

  • Mejorar la memoria
  • Calmar problemas digestivos
  • Aliviar dolores musculares

Más recientemente, se ha convertido en un ingrediente popular en muchos productos para el cuidado de la piel y del cabello debido a sus propiedades antisépticas y los investigadores están empezando a profundizar en sus características medicinales.

Perfil Nutricional del Romero

Con un valor ORAC antioxidante de 3300, el romero tiene tanto poder para combatir los radicales libres como las bayas de Goji! El principal compuesto químico en el romero responsable de esto es el carnosol, un diterpeno fenólico también encontrado en la salvia pachyphylla.

Además de ser un rico antioxidante, el carnosol es también conocido por sus propiedades anti-cáncer y anti-inflamatorias, que ayudan a explicar por qué el aceite esencial de romero es tan potente. De acuerdo con un reciente artículo publicado en la revista Cancer Letters “el carnosol ha sido evaluado por su actividad anti-cáncer en próstata, mamas, piel, cáncer de colon y leucemia con resultados prometedores.”

También se ha descubierto que el carnosol actúa en las células reduciendo la inflamación y también puede:

  • Equilibrar los andrógenos y los estrógenos en el cuerpo
  • Reducir el DHT (dihyroxytestosterona) para mejorar el crecimiento del cabello y la salud de la próstata
  • Reducir el riesgo de cáncer
  • Aumentar factor de crecimiento nervioso curando el tejido nervioso

Según los investigadores, “Tiene una toxicidad selectiva hacia las células cancerosas frente a células no tumorigénicas y fue bien tolerado cuando se administró en animales.” En otras palabras, el carnosol actúa como un francotirador que sólo apunta a su objetivo enemigo y no daña células vecinas como hace la “bomba nuclear” de la quimioterapia, que mata a todo a lo largo de su trayectoria.

4 Beneficios del Aceite Esencial de Romero

Además de revertir la inflamación y detener el crecimiento de las células cancerosas, los estudios han descubierto que el aceite esencial de romero es también altamente eficaz en varias otras áreas.

1. Crecimiento del Cabello

Cuando se aplica sobre el cuero cabelludo el aceite esencial de romero ayuda a estimular el crecimiento del cabello. Muchas personas también afirman que puede prevenir la calvicie, retardar el encanecimiento, y se puede utilizar para tratar la caspa y el cuero cabelludo seco. Después de probar una loción capilar que él mismo patentó, Francesc Casadó Galcerá encontró que la mezcla de lúpulo, romero y swertia daba algunos resultados bastante notables:

  • Un 22,4% de aumento en el crecimiento de cabello.
  • Un aumento de la microcirculación del cuero cabelludo, que promueve la curación.
  • Una mejora en la capacidad del cabello para resistir la tracción.
  • Una disminución en la pérdida del cabello después del uso de champú.

    2. El romero mejora la memoria

  • “Hay romero, que es para el recuerdo, ora, ama, recuerda”.
    ~ Ofelia (“Hamlet” de Shakespeare)Lo usaban ya los eruditos griegos para mejorar su memoria al tomar exámenes. La capacidad de fortalecimiento mental del romero se ha conocido desde hace miles de años. El International Journal of Neuroscience publicó un estudio que resalta este fenómeno.

    Al evaluar cómo el rendimiento cognitivo de 144 participantes se veia afectado por la aromaterapia con aceite esencial de romero, aceite de lavanda, y grupos de control, un grupo de investigadores de la Universidad de Northumbria, Newcastle descubrieron que:

    • Probablemente debido a su potente efecto calmante “la lavanda produjo una disminución significativa en el rendimiento de la memoria de trabajo y tiempos de reacción más deteriorados para tareas tanto de la memoria y la atención.”
    • “El romero produjo una mejora significativa del rendimiento en la calidad general de la memoria y los factores de la memoria secundaria.”
    • El romero ayudó a la gente a estar más alerta.
    • La lavanda y el romero produjeron una sensación de “satisfacción” en los voluntarios.

    Estos dos aceites esenciales, lavanda y romero, afectan mucho más que la memoria, también se han publicado estudios que afirman que el aceite esencial de romero puede ayudar a tratar y prevenir la enfermedad de Alzheimer. Publicado en la revista Psychogeriatrics, los efectos de la aromaterapia se pusieron a prueba en 28 personas de edad avanzada con demencia (17 de las cuales tenían la enfermedad de Alzheimer).

    Después de inhalar el vapor de romero y limón en la mañana, y lavanda y naranja en la tarde se llevaron a cabo diversas evaluaciones funcionales y todos los pacientes “mostraron una mejoría significativa en la orientación personal” y ninguno experimentó ningún efecto secundario.

    3. Desintoxicación del hígado y la vesícula biliar

    Tradicionalmente utilizado por su capacidad para ayudar con problemas gastrointestinales, el romero es también un desintoxicante fantástico. Se han hecho estudios en la India que demostraron cómo al complementar las comidas con romero se mejora en gran medida el flujo de bilis del cuerpo (que es esencial para el metabolismo de las grasas y la desintoxicación) y se reducen las enzimas hepáticas en plasma (que se ha relacionado con la diabetes de tipo II).

    Esencialmente, ayudando a mejorar el rendimiento de la vesícula biliar (así como el equilibrio de la microflora en el intestino) se promueve la actividad peristáltica adecuada, que impulsar la absorción de nutrientes y ayuda a revertir / impedir la sobrecarga tóxica.

4. El aceite de romero reduce el cortisol

Se realizó un estudio en la Universidad de Meikai, Facultad de Odontología en Japón que curiosamente evaluó cómo 5 minutos de aromaterapia con lavanda y romero afectaban los niveles de cortisol salival (la horamona del estrés) en 22 voluntarios sanos.

Al observar que amobs aceites esenciales mejoran la actividad de eliminación de radicales libres, también descubrieron que ambos reducían los niveles de cortisol, lo que protege al organismo de enfermedades crónicas debido al estrés oxidativo.

Otros usos del aceite de romero

Como se puede ver en las investigaciones, el aceite esencial de romero es eficaz y seguro de usar en una gran variedad de maneras distintas. Cuando se trata de ponerlas en práctica en nuestro régimen de salud natural, recomiendo las siguientes recetas caseras:

Mejorar la memoria: Mezcla 3 gotas de aceite de romero con 1/2 cucharadita de aceite de coco y masajea en el cuello superior o difusa en el aire durante 1 hora al día.

Espesante de pelo: Pon 5 gotas de aceite de romero en el cuero cabelludo y masajea después de cada ducha.

Curar la próstata: Mezcla 2 gotas de aceite de romero con 1/2 cucharadita de un aceite portador y frota por debajo de los testículos.

Reducir el dolor: Mezcla 2 gotas de aceite de romero, 2 gotas de aceite de menta y 1 cucharadita de aceite de coco y frota en los músculos y articulaciones adoloridas.

Mejorar la función de la vesícula biliar: Mezcla 3 gotas de aceite de romero con 1/4 de cucharadita de aceite de coco y frota sobre la vesícula biliar 2 veces al día.

Curar la neuropatía y neuralgia: Toma 2 gotas de aceite de romero, 2 gotas de aceite de siempreviva, 2 gotas de aceite de ciprés y 1/2 cucharadita de un aceite portador y frota en el área de la neuropatía.

Ten en cuenta que se recomienda que no utilizar en niños menores de 4 años de edad. Con los niños, se recomienda el uso de aceite de incienso en su lugar. Asegúrate de que consultas con un profesional de la salud antes de hacerlo parte de la rutina de tus hijos.