Los aceites esenciales son compuestos orgánicos extraídos de plantas con tremendas propiedades curativas. El uso de aceites esenciales para propósitos de sanación a menudo se llama aromaterapia, que es un tratamiento holístico que busca mejorar la salud física, mental y emocional.

Durante más de 5.000 años, muchas culturas diferentes han utilizado estos aceites de plantas curativas para una variedad de condiciones de salud. A menudo se utilizan para la relajación, cuidado de la belleza, limpieza del hogar y más a menudo se utiliza como medicina natural.

Por mencionar algunos de los aceites esenciales más comunes tu puedes agregar aceites esenciales a tu hogar en tu botiquin de medicina natural: como lavanda, incienso, limón, menta y aceite de árbol de té los cuales te ayudarán a combatir síntomas de:

  • Resfriado y  gripe
  • Relajar el cuerpo y calmar los músculos adoloridos
  • Sanar las condiciones de la piel
  • Aligerar el dolor
  • Equilibrar las hormonas
  • Mejorar la digestión
  • Reducir la celulitis y las arrugas
  • Limpiar tu casa
  • Utilizarlos en productos caseros de cuidado personal

¿Qué son los aceites esenciales?

Los aceites esenciales se extraen directamente de la corteza, de la flor, de la fruta, de la hoja, de la semilla o de la raíz de una planta o de un árbol, y apenas una gota puede tener beneficios de salud de gran alcance.

Se crean típicamente a través del proceso de la destilación, que separa el aceite y los compuestos a base de agua de una planta por el vapor.

Los aceites esenciales son aceites altamente concentrados que tienen un aroma fuerte. Al concentrar los aceites de estas plantas, que son, literalmente, la separación de los compuestos de curación más poderosa de una planta en un solo aceite.

Por ejemplo, con el fin de obtener una sola botella de 15ml de aceite esenciale de rosa se necesitarían 30 kilogramos de petalos rosa!

Estos aceites terapéuticos en las plantas protegen a la planta de los insectos, protegen la planta de un medio ambiente áspero y les ayudan a adaptarse a su entorno. Al tomar aceites esenciales, están aprovechando los poderes protectores y curativos de una planta.

Los aceites esenciales están compuestos de moléculas muy pequeñas que pueden penetrar en las células, y algunos compuestos en los aceites esenciales pueden incluso cruzar la barrera hematoencefálica. Se diferencian de los aceites grasos (como los de verduras o frutos secos) que provienen de moléculas grandes porque no pueden penetrar en sus células, por lo que no son terapéuticos de la misma manera.

Historia de la aromaterapia

Dado que el uso de aceites esenciales está presente en muchos países, es difícil determinar dónde se originó la práctica. Los aceites han sido utilizados por los judíos, chinos, indios, egipcios, griegos y romanos tanto como cosméticos, perfumes y para sus propósitos medicinales. Algunas culturas incluso usaban aceites en rituales espirituales.

En 1928, el químico francés René-Maurice Gattefossé utilizó aceite de lavanda para sanar una quemadura en la mano. A continuación, decidió seguir analizando las propiedades del aceite de lavanda y cómo se podría utilizar para tratar otros tipos de infecciones de la piel, heridas o quemaduras.

Con esto nació la ciencia de la aromaterapia. El objetivo principal de Gattefossé era ayudar a los soldados heridos durante la Primera Guerra Mundial. El uso de estos aceites comenzó a extenderse especialmente con los profesionales de la medicina alternativa, como terapeutas de masaje y esteticistas en toda Europa.

Aromaterapia no se hizo popular en los Estados Unidos hasta la década de 1980 cuando los aceites esenciales  comenzaron  a ser añadidos a varias lociones, velas u otras fragancias.

También hay profesionales capacitados como aromatherapistas, fisioterapeutas, terapeutas de masaje, nutricionistas o incluso médicos de medicina natural que utilizan la aromaterapia en su práctica y están entrenados en usos específicos para aceites esenciales.

Los aceites esenciales ahora usados en hospitales médicos

Aromaterapia tiene una variedad de beneficios para la salud y se puede utilizar en diversos entornos. Es una gran manera no invasiva de tratar una variedad de condiciones médicas y se puede utilizar de forma segura en combinación con muchas otras terapias.

Muchos hospitales tradicionales como el Hospital Universitario Vanderbilt están capturando los beneficios de los aceites esenciales y los están utilizando en el tratamiento de la ansiedad, la depresión y las infecciones en pacientes hospitalizados.

Un estudio de 2009 encontró que los pacientes preoperatorios que recibieron aromaterapia con aceite de lavandina estaban significativamente menos ansiosos acerca de su cirugía que los controles. Otros aceites como el sándalo, neroli aceite y aceite de lavanda también se han utilizado en la medicina tradicional para ayudar a los pacientes a manejar mejor la ansiedad.

Ciertos aceites esenciales también han sido utilizados por las parteras para ayudar a reducir el miedo y la ansiedad durante el parto. Un estudio de 2007 en el Journal of Alternative and Complementary Medicine sugiere que las mujeres que usaron aromaterapia durante el parto reportaron menos dolor en general y fueron capaces de usar menos medicamentos para el dolor.

Los aceites esenciales también pueden tener beneficios antibacterianos o anti-hongos utilizados en ambientes médicos. Muchos aceites cuando se ponen en la piel pueden sanar o ayudar a tratar condiciones de la piel, tales como quemaduras o cortes y raspaduras. Otros pueden ayudar a impulsar el sistema inmunológico, ayudar con el insomnio y  con la digestión.

Los aceites esenciales se utilizan incluso para ayudar a combatir el cáncer; Hay una cantidad abundante de investigación sobre ello.

Puedes adquirir tus Aceites Esenciales

100% puros de GRADO SUPERIOR

5 + 10 =